lunes, 5 de mayo de 2014

Como Quemar Más Grasa Corporal


Es posible aumentar dramáticamente la quema de grasa al cambiar nuestro estilo de vida por uno más saludable que incluya buena alimentación así como hacer ejercicios y entrenarse. Hay muchos beneficios al lograr que nuestro metabolismo queme más grasa entre los que podemos citar la reducción de nuestra grasa corporal, reducción de peso, reducción de medidas al reducir nuestros depósitos de grasa  y un incremento de la energía física y mental. Para los atletas, las mejoras son considerables en su desempeño y velocidad así como la reducción en la incidencia de las lesiones.


Para esto hay que hacer unos ajustes en nuestros hábitos alimenticios y la forma como ejercitamos. Estos cambios trabajaran en nuestro metabolismo  desde el primer día que comencemos a aplicarlos. Los que queman más calorías provenientes de las grasas y menos calorías provenientes de las azucares son más saludables y se lesionan menos que aquellos que queman más calorías provenientes de las azucares.

DE DONDE VIENE NUESTRA ENERGÍA.

Nuestro cuerpo siempre está demandando energía para lo cual quemamos calorías noche y día. Nuestro metabolismo obtiene la energía principalmente de las grasas y las glucosas y las convierte en ATP (Trifosfato de Adenosina) la cual es la fuente principal de energía. Una molécula de grasa provee mucha más energía que una molécula de glucosa. Aquellos que queman más grasas que azucares son más saludables, tienen menos lesiones y más energía física.

CONSUMIR ALIMENTOS SALUDABLES y EJERCITARSE EN ZONA AEROBICA.

Alimentación sana:
Nuestra dieta será determinante en la cantidad de grasa que quemaremos. Algunos alimentos ayudaran en el proceso tales como las frutas frescas, los vegetales, proteínas (carne, pescado, huevos, queso), frutos secos y semillas mientras otros impedirán o reducirán el proceso de quema de grasa tales como carbohidratos refinados, incluyendo azúcar, la harina y otros alimentos procesados. Lo peor de todo es que casi la mitad de los alimentos no saludables se convierten en grasa que se almacena ya que el cuerpo no tiene la capacidad de quemar tantas calorías.

Cambiar estos hábitos de alto consumo de carbohidratos refinados no es fácil. Supone fijarse metas y educar el paladar porque los alimentos procesados son adictivos. Hay muchas formas de reeducarnos en la alimentación. Sin embargo, algunas personas tienen dificultad para mejorar su alimentación sin la asistencia de un profesional. El que necesite ayuda que la busque.

Aumentar la frecuencia de las comidas.
La costumbre de comer 3 veces al día deja lapsos muy grandes de tiempo entre comidas donde el cuerpo podría buscar alimentos y no encontrarlos, por lo que se recomienda hacer al menos 5 comidas al día para mejorar la velocidad del metabolismo. Para individuos con mucha grasa corporal es importante consumir alimentos saludables cada 2 a 4 horas lo cual estimula la quema de grasa. Es importante mantener este estímulo de quema de grasa.   

Hacer ejercicios aeróbicos (cardiovasculares) suaves.
Este es un importante factor que transforma nuestro metabolismo. Tenemos la creencia de que mientras mayor es la intensidad del ejercicio mayor es la quema de grasa, lo cual no es cierto. Cambiémosla por esta: Mejora tus condiciones aeróbicas y tu cuerpo quemara más grasa. Hacer ejercicios en zona aeróbica (no anaeróbica, hay una gran diferencia) entrena nuestro cuerpo a quemar la grasa acumulada para producir energía mientras que el ejercicio anaeróbico no.

Haz tus ejercicios a una baja intensidad cardíaca (zona aeróbica) y aunque quemes menos calorías durante el ejercicio, tu metabolismo se activara y quemara más grasa durante el día y la noche. El resultado será un metabolismo mejorado que quemara más grasa para producir energía.

Además, la quema de grasa no solo reduce peso, sino que también mejora dramáticamente otros aspectos de la salud tales como mejor regulación de la presión sanguínea, azúcar en la sangre, lípidos sanguíneos (colesterol y triglicéridos), reducción de la inflamación corporal y otros problemas.

En conclusión, para reducir la grasa corporal, perder peso y mejorar la salud en general, incluido el aumento de la energía física y mental y el desempeño atlético, el metabolismo deberá quemas más grasa durante el día y la noche. Esto lo podemos conseguir combinando buenos hábitos tanto de alimentación como de las rutinas de ejercicios. Hacer una de las dos cosas solamente no se conseguirán los resultados esperados lo cual podemos constatar con algunos atletas (corredores, ciclistas, etc.) que se ejercitan muchas horas a la semana y siguen teniendo mucha grasa corporal.

Por último, te recomiendo usar un monitor de frecuencia cardíaca con lo cual podrás controlar mejor mantenerte en zona aeróbica y por ende te convertirás en un mejor quemador de grasa.


Fuente: Dr. Phil Maffetone. http://www.philmaffetone.com/fat-burning-journal