sábado, 12 de abril de 2014

Corredores Nuevos y El Estimulo del Estres


El deporte del running ha tomado auge en los ultimos años gracias a la preocupacion por estar en forma. Y me alegra bastante porque debemos buscar todo lo que es bueno y lo que es agradable (como dice la Biblia). Antes uno podía hasta inscribirse en el parque Mirador el mismo dia de la carrera, pero ya no mas. Hay tantos nuevos corredores ahora que cuando se abren las inscripciones a una carrera hay que "correr" a inscribirse porque de lo contrario perdemos la oportunidad.

Sea cual sea la razon por la que has comenzado a correr, es importante que conozcas algunos aspectos fisiologicos que conlleva esta disciplina. Cuando comenzamos a correr inmediatamente se inicia un proceso de transformacion porque el estres que genera el ejercicio intenso en nuestro cuerpo provocara que este busque la manera de adaptarse al estimulo que le estamos aplicando.  
Para entenderlo debemos saber lo que ocurre cuando entrenamos. En este caso, vamos a enfocarnos en revisar las 3 etapas del Sindrome de Adaptacion General (SAG, tambien conocido como Sindrome del Estres) que definió el doctor Hans Selye por el año 1936 y lo aplicaremos al entrenamiento del running.


Primera etapa: Señal de Alarma.

Sabemos que correr genera estres en el cuerpo asi como cualquier ejercicio cardiovascular. Tan pronto nos iniciamos en el running el cuerpo suena una alarma de advertencia en el que nos prepara para la defensa o huida. Como nadie puede mantener esta condicion de exitación de manera prolongada el cuerpo comienza a adaptarse debido al estímulo que produce el estrés que le aplica el ejercicio. 

Aqui es donde va a cambiar dependiendo del nivel de estrés que le apliquemos; si es un estímulo con la duración e intensidad optima el cuerpo pasa a la segunda etapa. Si el estímulo está sobredimensionado para la capacidad del cuerpo en ese momento, nos iremos derrumbando rápidamente, nos lesionaremos, tendremos fatiga excesiva, no podremos recuperarnos de un día para otro y el entrenamiento se volverá tedioso, incómodo y probablemente terminemos dejando el running y cambiemos a otro deporte. 

Si el estímulo es débil, el cuerpo no verá gran necesidad de adaptarse y siempre permaneceremos al mismo nivel y sin ningún progreso. Aqui es donde vemos a muchos corredores de muchos años que nunca mejoran sus condiciones ni sus records personales porque no salen de su "zona de comfort".


Segunda etapa: Período de Adaptación o Resistencia.

Esta segunda estapa es la que nos ayuda a sobrevivir a la primera y comenzamos a desarrollar la resistencia y la adaptación al estímulo constante que genera el estrés. Si en esta etapa manejamos adecuadamente la carga de estrés nos iremos convirtiendo en mejores corredores. La maquinaria del cuerpo comenzará a crear los cambios necesarios en todos sus sistemas y organos. Habrán cambios en el corazón, pulmones, huesos, musculos, tendones, nervios, cerebro y además tu cuerpo aprenderá a dosificar las hormonas como adrenalina, hormonas del crecimiento, endorfinas, etc. 

Irás mejorando en extraer mas eficientemente el oxígeno de los pulmones y bombeandolo a los músculos debido a que tu corazón irá fortaleciéndose y tu sistema circulatorio se irá haciendo mas eficiente. Gracias al entrenamiento tu cerebro estará mas preparado para correr cerca de tus límites los cuales iran subiendo debido a los cambios generados por el entrenamiento.


Tercera etapa: Agotamiento.

Todo en exceso hace daño. Si el nivel de estrés del entrenamiento es demasiado intenso, demasiado prolongado o demasiado contínuo tu cuerpo no tendrá la forma de adaptarse y comensará a deteriorase hasta el punto de sobreentrenarte. Esto generará un agotamiento en el que verás como tu desempeño irá disminuyendo, y en la mayoría de los atletas la reacción será entrenar mas duramente y esto a su vez irá acelerando mas aún la caída de tu rendimiento. Te enfermarás y te lesionarás mas facilmente con lo que perderás muchos días y semanas de entrenamiento.

Cuando comenzamos a correr nos da una especie de "adicción" queremos en poco tiempo correr una cantidad de kilómetros y a una intensidad que está por encima de nuestra capacidad. De la misma manera, es importante que sepamos que el sistema cardiorespiratorio se adapta mucho mas rápido al estímulo del estrés del entrenamiento que el sistema musculo-esquelético, por lo que nos hace pensar que estamos preparados para fondos e intensidades mas grandes y no le damos tiempo a los tejidos musculares ni a los huesos y tendones a reconstruirse. A veces el hilo que separa el Período de Adaptación y la Etapa de Agotamiento es muy delgado se puede pasar muy fácil al Agotamiento.


ALGUNAS RECOMENDACIONES 

Algunos corredores nuevos tienden a querer llevar el paso o las distancias que sus amigos que tienen mas tiempo corriendo con lo que sobrecargan el cuerpo de estrés. Trata de llevar un crecimiento gradual para que tu cuerpo tenga el tiempo de prepararse y crecer. Por ejemplo, el incremento de los kilometros por semana no debe superar el 10% y se debe aplicar este incremento por 3 semanas. Luego la cuarta semana se reduce la carga para que el cuerpo se recupere. O sea, tres semanas subiendo y la cuarta bajamos; o bien 2 semanas subiendo y la tercera bajamos.

Por estas razones sugiero siempre la ayuda de algún profesional deportivo que nos vaya supervisando en cada una de nuestras etapas de crecimiento para que pasemos de la primera a la segunda etapa sin llegar a la tercera. Un entrenador puede llevar muy bien la carga de estrés que deberás llevar e irá monitoreando tu crecimiento y agregando mas intensidad o mas distancia en la medida que vayas creciendo. 

Hagámoslo nuestro running de la manera adecuada para que sea un deporte de gran satisfacción. Con el entrenamiento del running podremos disciplinarnos mejor, desarrollar una actitud mental firme, fortalecer nuestro caracter y mejorar nuestras condiciones fisicas. Ademas, podremos hacer muchos amigos y realizar turismo deportivo en compañía de alguno de nuestos amigos corredores.

Asi que, hagamos de este deporte una buena experiencia. A CORRER FANÁTICOS!!!



POR: Jorge Musa, MBA